III PREMIOS “ALTAVOZ” ALUMNI BEHAVIOR & LAW

Un año más, Behavior & Law organizó sus III Premios “Altavoz” Alumni Behavior & Law en el Club Financiero Génova. En él se dieron cita varios de los Alumni que han pasado por las aulas virtuales de Behavior & Law, así como personalidades de gran relevancia para la entidad. En un ambiente familiar todos los asistentes pudieron disfrutar de una agradable velada, destinada a reconocer el mérito de algunos de los Alumni más destacados por diversos motivos, los cuales fueron los protagonistas del evento.

El acto fue inaugurado por el Presidente de Behavior & Law, Rafael López, presentando las novedades del Grupo Butfly, destacando la creación de una nueva formación única en Economía Conductual: el Experto Universitario en Behavioral Economics. Posteriormente, Jorge Jiménez, Director General de Behavior & Law, dio también la bienvenida a todos los presentes a este acto especial para todo el equipo de Behavior & Law.

José Villena, Presidente de Alumni Behavior & Law, fue el encargado de entregar los merecidos premios a las tres galardonadas. La primera fue Belén Llano, por su excelente labor como redactora del blog de Behavior & Law donde publica regularmente todas las noticias relacionadas con la entidad. La segunda fue Constanza García, por la innovadora aplicación profesional de los conocimientos adquiridos en el máster. Y la tercera fue a Ana Jiménez, por su labor académica, y que desde este mismo año se hará cargo de la dirección de la revista científica Behavior & Law Journal.

Tras la celebración del evento, los asistentes disfrutaron de un agradable cóctel junto a algunos alumnos que también habían tenido previamente la sesión presencial de los másteres.

Desde aquí, quiero expresar mi agradecimiento por este premio “Altavoz Behavior &Law” , a la Fundación  como entidad y a todas las personas que forman parte de ella por lo que me aportan día a día, en conocimiento y en afecto. ¡Muchas gracias!

ECONOMÍA DE LA CONDUCTA, el nuevo marco económico para salvar el planeta

ECONOMíA SOCIAL AL SERVICIO DEL MEDIO AMBIENTE

Una de las contribuciones más relevante sería el uso de nudges (“pequeños empujones”) dirigidos a modificar la conducta de las personas y sus decisiones, de manera predecible  y sin prohibiciones ni incentivos económicos.

En Madrid,  el 13 de diciembre de 2019, la COP25 ha vuelto a poner manifiesto, parece que ya de modo innegable, que la dimensión del problema medioambiental que se está generando se debe a nuestro actual modo de vida. Incluso para aquellos que aún consideran que el cambio climático no es controlable por el ser humano, resulta evidente que nuestros hábitos de consumo y gestión de desperdicios destruyen el medioambiente, contaminando el agua de ríos y mares, extinguiendo especies animales y vegetales y haciendo tóxico el aire que respiramos, hasta el punto de acortar nuestra propia vida.

Según Isaac López Pita, Director del curso Experto Universitario en Behavioral Economics de la Fundación Universitaria Behavior&Law y consultor “Es indiscutible que la gestión del problema exige una intervención a nivel de Estado, con reformas de políticas y desarrollo de una nueva legislación, más adecuada al problema que tenemos que solucionar que la existente en estos momentos. Pero, además del papel gubernamental, cualquier individuo puede ser un agente activo en la lucha contra el problema de la contaminación, con independencia de lo que se haga a nivel macro y sin necesidad de una legislación punitiva que le haga sentir temor por contaminar”.

Según Isaac López, La Economía Conductual ofrece un buen sistema para este propósito, para esta tarea de convertir al mayor número de ciudadanos en agentes activos contra la contaminación. Esta disciplina emergente, que no para de acaparar premios Nobel, ha demostrado empíricamente cómo las decisiones de los individuos no son racionales, sino que se toman en gran medida desde la intuición y mediante el uso de heurísticos (atajos mentales simplificadores) y que, además, se ven afectadas por una gran variedad de sesgos cognitivos, pero también cómo muchas de ellas pueden ser dirigidas mediante intervenciones en la arquitectura de las decisiones. En concreto, para el caso que nos ocupa, estas intervenciones se pueden llevar a cabo, principalmente, mediante la aplicación de nudges.

Los nudges (“pequeños empujones”), son cualquier aspecto de la arquitectura de decisiones que modifica la conducta de las personas, de manera predecible sin prohibiciones ni incentivos económicos. Así han sido definidos por Richard Thaler y Cass Sunstein, figuras destacadas en el ámbito de la Economía de la Conducta aplicada a nivel gubernamental.

Gracias a sus contribuciones y a las de otros miembros de esta pujante corriente de pensamiento económico, las autoridades públicas de diferentes países están incorporando las herramientas de la economía conductual para mejorar la eficacia de las medidas políticas y legislar de manera más efectiva, basada no solo en obligaciones, prohibiciones y sanciones.

Parece que es el camino correcto, porque la realidad ha demostrado que de poco sirve establecer sanciones a los infractores de una normativa cuando no existen procedimientos que posibilitan su identificación. En esos casos, el “como te pille te vas a enterar” vale de muy poco y es mucho más eficaz ayudar a la gente a no cometer infracciones que el sancionarlas.

Aquí los nudges adquieren su gran protagonismo, en cuanto pueden ser utilizados como instrumentos complementarios a las sanciones y/o los incentivos económicos. Se trata de diseñar sistemas de intervención, no coactivos, en la toma de decisiones que dirijan a la sociedad en pro de lo que se considera “mejor opción”, que en este caso trata de un mejor futuro medioambiental.

De hecho, uno de los sectores en los que es especialmente útil el uso de nudges es en el que se refiere al medio ambiente, donde sin restringir el derecho individual, se puede conseguir un gran impacto a bajo coste, ya que se trata de un ámbito donde la orientación o el consejo pueden ser más eficaces que las sanciones y las prohibiciones, incluso cuando ya existe una sensibilización social respecto al problema.

En el seno de la Unión Europea, muy parca aún en desarrollos normativos en materia de nudging, existe ya una directiva del Consejo Económico y Social que señala expresamente que “en lo que se refiere al comportamiento y al consumo responsable, es decir, a reducir el consumo de recursos naturales, existe todavía un desfase entre la sensibilización de las personas y sus comportamientos diario”.

En el mismo texto se reconoce que los nudges se presentan como una herramienta especialmente interesante para responder a determinados desafíos medioambientales por lo que resulta interesante fomentar su usocomo complemento de las herramientas tradicionales.

En España, recientemente se ha creado, en el seno del Colegio de Economistas de Madrid, el Observatorio de Economía de la Conducta de la mano de la Fundación Universitaria Behavior&Law (https://observatorioeconomiaconducta.org). Existe también un incipiente movimiento jurídico interesado en el tema. El artículo publicado por la doctora Elisa Moreu (1) es un excelente ejemplo de este interés, centrado además especialmente en políticas medioambientales, y viene ilustrado con ejemplos donde estas herramientas conductuales se han implementado con éxito en diferentes países del mundo, en distintos continentes, en el área de conservación del planeta.

Una acción tan sencilla como dar información a los consumidores sobre su consumo energético real y su relación respecto a la media, (y mejor si se hace lo más rápidamente posible), se ha demostrado que reduce notablemente el consumo de luz o gas. Optar por  la factura digital como opción por defecto (es decir, se hace siempre salvo que el usuario indique lo contrario) tiene un alto impacto de ahorro energético (papel, tinta, luz, transporte…) Son dos ejemplos, tan solo dos ejemplos, que muestran cómo desde las aportaciones de la Economía de la Conducta se puede contribuir a luchar contra la contaminación, evitando malas prácticas, causadas con frecuencia por la falta de información y contrarrestando los errores sistemáticos y predecibles derivados de nuestra tendencia natural, poco reflexiva, a mantener nuestros hábitos tradicionales contaminantes (sesgo de status quo) a pesar de que nos perjudiquen.

Sería descabellado pensar que solo con los nudges y otras herramientas de la ciencia conductual se puedan resolver los problemas de contaminación, pero sí pueden contribuir a ofrecer soluciones muy eficaces y aún más rentables desde el análisis coste-beneficio, porque todo importa y los pequeños detalles, aparentemente insignificantes, pueden tener un importante efectoen la conducta de las personas.

Todos nosotros, a nivel individual, en nuestras comunidades y en nuestros puestos de trabajo podemos poner en marcha sistemas basados en las aportaciones de la Economía de la Conducta, ayudando (y ayudándonos) a actuar sosteniblemente en beneficio de todos. La COP25 debería ser un buen momento para empezar a ocuparnos a nivel individual de utilizar herramientas que nos faciliten la toma de decisiones más adecuadas para nuestro futuro, más allá de lo que decidan los gobiernos.

Si quieres conocer más sobre la Economía Conductual y todo lo que puede hacer no te pierdas nuestro Experto Universitario en Behavioral Economics. Un programa de formación único con un enfoque muy aplicado.

Se lanza al mercado la Primera Formación Universitaria acreditada en Behavioral Economics

La Fundación Universitaria Behavior & Law apuesta por el formato Experto Universitario para acercar las teorías de la Economía de la Conducta a profesionales y estudiantes del mundo de los negocios.

Con 20 créditos ECTS acreditados por la UDIMA, esta formación es pionera no solo en España sino también en América Latina.

En el temario se esclarecen las claves de este nuevo paradigma en economía que aporta una visión más humanista, pues contempla a los seres humanos, a los consumidores, no solo como seres racionales, sino también como seres emocionales y sociales.

Un programa innovador que incluye como bloques principales temas como, fundamentos de economía de la conducta, Behavioral Economics en el sector financiero y políticas públicas o pricing y economía conductas, además de casos prácticos de referencia.

Al término de la formación el alumno será capaz de poner en marcha políticas de economía conductual en cualquier entorno y sus aplicaciones prácticas. Esta formación se imparte 100% on line con tutorías personalizadas y tendrá inicio el 2 de marzo de 2020.

Al frente están el Doctor Rafael López, Presidente de la Fundación Universitaria Behavior & Law y Director Académico e Issac López, Director del Experto Universitario en Behavioral Economics,  además de un claustro de profesores de primer nivel que ya aplican políticas de economía conductual en sectores tan diversos como la banca, la sanidad pública o la telefonía.

 El curso Experto Universitario en Behavioral Economics está  especialmente indicado para:

  • Periodistas especializados en economía y negocio.
  • Empresarios y altos directivos que desean entender mejor a sus clientes y a sus equipos.
  • Profesionales del marketing, del ámbito comercial y de la comunicación con enfoque al entendimiento del cliente y en concreto a cómo éste tomas sus decisiones de compra.
  • Estudiantes de postgrado que deseen encontrar una línea de desarrollo profesional de grandes posibilidades de futuro.
  • Behavioral Officers que, estando ya trabajando en el ámbito de las Ciencias del Comportamiento, quieran mejorar su formación y conocer nuevos casos prácticos.

La economía de la conducta implica reconocer que los economistas teóricos deben cambiar la forma en que se enfrentan a la realidad si se quiere que las políticas económicas que surjan de los modelos teóricos sirvan realmente para mejorar el bienestar de las sociedades y los individuos.

¿Para qué la Economía de la Conducta?

  • Para enfocar la Economía desde una perspectiva HUMANA
  • Para confrontar el COMPORTAMIENTO REAL al ÓPTIMO
  • Para abrir la mano a colaborar con otras ciencias sociales como la Psicología, Sociología, Antropología…
  • Para devolver a los economistas y sus teorías al territorio de las CIENCIAS SOCIALES
  • Para COMPLETAR la Teoría Económica Ortodoxa

La Gran Recesión nos ha enseñado que los axiomas sobre los que se ha asentado la Teoría Económica Clásica no funcionan: ni somos tan racionales, egoístas y amorales, ni los mercados son eficientes, ni el sistema financiero es neutral”. Este nuevo entorno obliga a replantearse el paradigma clásico y ampliar conocimientos con la teoría de la Economía Conductual.

Si te interesa conocer todo sobre esta interesante formación visita: https://behaviorandeconomics.com/.

Entrevista a Rafael López en PISOS.COM sobre Economía Conductual

El pasado 17 de diciembre el Presidente de la Fundación Behavior & Law ha sido entrevistado para la revista PISOS.COM, sobre lo que es la economía de la conducta y lo que supone en el mundo inmobiliario el estudio del comportamiento a la hora de tomar la decisión de la  adquisición de una vivienda.

La importancia de dicho comportamiento,  ¿cómo se realiza? ¿es racional o irracional la decisión?  Este es  el foco de la entrevista, y cómo nuestra parte racional nos sirve para justificar la decisión irracional que hemos tomado a la hora de comprar una vivienda. Además, ¿podemos caer en sesgos o percepciones equivocadas? ¿A qué se deben? Las respuestas a estas preguntas las ofrece nuestro Presidente Rafael López junto con otras muchas claves que se deben tener en cuenta para entender el proceso de cómo los compradores de vivienda toman sus decisiones.

“Si el agente se enfrenta a una persona analítica, habrá que ir con los datos por delante, pero si es más emocional, habrá que buscar cómo hacer que esa persona viva una experiencia única. Hay que tratar al cliente según su forma de pensar, no la del agente“. Palabras de Rafael López durante la entrevista.

Se puede acceder a esta interesante entrevista en el siguiente enlace:

https://www.pisos.com/aldia/el-comprador-de-vivienda-es-irracional-despues-la-parte-racional-le-sirve-para-justificar-la-decision-que-ha-tomado/1637859/

I Congreso de Criminología Prospectiva

El pasado mes de noviembre el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM) y la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) organizaron  conjuntamente el I Congreso de Criminología Prospectiva.

La Criminología, como ciencia que se encuentra en constante expansión, necesita de una presencia más real tanto en la Administración pública como en las empresas privadas de criminólogos, motivo por el cual el Congreso plantea la necesidad de ahondar en la importancia de la función criminológica en todos los ámbitos sociales, así como la de potenciar la presencia del profesional en todos aquellos ámbitos en los que se lucha contra la criminalidad.

La Criminología Prospectiva permite proveer y adelantar escenarios de conflictividad social a fin de poder elaborar planes de prevención que nos permitan modificar dicho escenarios en pro de una mejor convivencia.

Javier Sanz Sierra, Criminólogo y Director de Informática y Tecnología de  la Fundación Universitaria Behavior & Law ha participado en este Congreso en una de las ponencias del interesante programa, en concreto la dedicada a la relación entre Criminología y Ciberseguridad celebrada el día 22 de noviembre.

En este congreso se pretende visibilizar la figura del criminólogo y articular propuestas legislativas y de diversa índole para lograr una presencia real y efectiva de los criminólogos en la función pública y privada en España.

 

Behavior & Law desembarca en Angola ampliando su formación internacional

En este mes de diciembre, la Fundación Universitaria Behavior & Law comienza la formación de los miembros de Organismos Públicos de la República de Angola.

El duro trabajo de Andrea Moreno, Directora de PetroShore Compliance y Presidenta del Capítulo Angola de la World Compliance Association, durante más de un año, es el inicio de esta colaboración con el gobierno angoleño y pretende ser el inicio de una larga relación para formar al resto de profesionales del país en materia de Ciencias Forenses y Ciencias del Comportamiento.

Dicha formación consistirá en un programa intensivo en detección de la mentira y análisis de comportamiento no verbal durante el cual se trasladará a funcionarios claves del Estado contenidos y protocolos creados por Behavior & Law a lo largo de los últimos años.

Este nuevo proyecto de la Fundación Behavior & Law se suma a los programas de formación, ya existentes,  que se están llevando a cabo en colaboración con prestigiosas universidades latinoamericanas y se plantea como línea estratégica a corto y medio plazo la apertura de programas de máster y diplomado en el continente africano.

 

Entrevista a Jorge Jiménez Serrano en TELEMADRID – Perfil criminológico de “el chicle”

El programa “120 MINUTOS” de TELEMADRID es un magazin informativo, presentado por la periodista María Rey,  en el que se debaten y se analizan asuntos de actualidad, tanto de política como de otros temas de interés.

El pasado 12 de noviembre, el Director General de la Fundación Behavior & Law, D. Jorge Jiménez Serrano, psicólogo experto en Perfilación Criminal participó en una entrevista en referencia a José Enrique Abuín, el asesino confeso de Diana Queer, analizando el perfil criminológico del apodado “El chicle”. En respuesta a las preguntas de María Rey, Jorge explicó los distintos comportamientos que llevan a una imposible reinserción de ciertas personas con determinados perfiles criminales.

Un tema de gran interés mediático por la repercusión que en su día tuvo la desaparición de Diana y las condiciones en las que posteriormente se encontró su cuerpo.

La entrevista completa se puede ver en el siguiente enlace a partir del minuto 55:33.

http://www.telemadrid.es/programas/120-minutos/minutos-Parte-uno-2-2176302370–20191112035843.html

 

Entrevista a Rafael López en el programa de radio de Luis Herrera

El día 8 de noviembre, en el programa de En Casa de Herrero de ESRADIO, Luis Herrero entrevista a Rafael López, presidente de la Fundación Universitaria Behavior & Law, y analiza los cierres de campaña de los partidos políticos que  han presentado su candidatura en las elecciones del 10 de noviembre.

¿Nos decidiremos por el político con expresión más alegre o por el contrario por aquel que parezca más duro? Sea de una u otra  manera, las  expresiones emocionales de nuestros políticos son  de  interés para entender qué quieren transmitirnos y cómo afectan a nuestras decisiones. Desde la Fundación Universitaria Behavior & Law se ha llevado a cabo una investigación sobre la expresión facial y las emociones en los políticos.

Algunos de los resultados obtenidos en este estudio son:

  • El rostro de Pablo Iglesias valorado como el más alegre, seguido de cerca por Santiago Abascal.
  • La emoción que los encuestados perciben con mayor intensidad, en el rostro de Albert Rivera, es el asco.
  • El rostro de Pablo Casado no transmite ninguna emoción predominante.
  • Iñigo Errejón y Pedro Sanchez, los rostros percibidos como más triste.

En el siguiente enlace se puede acceder a esta interesante investigación, con un contenido muy actual:

https://www.comportamientonoverbal.com/clublenguajenoverbal/carteles-electorales-emociones-y-expresion-facial/

La intervención de Rafael López tiene lugar a partir del minuto 58,  en el siguiente enlace:

https://esradio.libertaddigital.com/fonoteca/2019-11-08/editorial-de-luis-herrero-ultimo-dia-de-campana-142913.html

Emoción y Expresión facial en los candidatos a las elecciones del 10 N

El equipo de investigadores de la Fundación Universitaria Behavior & Law, dirigido por el presidente, Dr. Rafael López, ha realizado un estudio  para conocer la percepción que los votantes tienen acerca de las emociones que transmiten los rostros de los candidatos a las elecciones del 10 de noviembre.

Para realizar este estudio se han  utilizado las fotografías de los carteles oficiales publicados en las webs y redes sociales de los diferentes partidos, los rostros sobre los que se ha preguntado en una encuesta son los de los siguientes candidatos: Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera, Santiago Abascal e Iñigo Errejón.

La investigación se enmarca en la psicología básica de la emoción, por lo que se eliminó toda la información contextual que aparece en los carteles, como puede ser el fondo de la imagen, la ropa del candidato (camisa, corbata, etc.) o los textos del cartel,  para proporcionar así más valor a la expresión facial propiamente dicha.

El cuestionario pregunta por la intensidad de las emociones básicas (alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa, asco y desprecio) en los rostros de los 6 candidatos.

Se puede acceder a los detalles del estudio y a los resultados de esta interesante investigación, obtenidos de una muestra suficiente para este tipo de análisis descriptivo, en el siguiente enlace:

 https://www.comportamientonoverbal.com/clublenguajenoverbal/carteles-electorales-emociones-y-expresion-facial/

II JORNADAS DE ECONOMÍA DE LA CONDUCTA

El próximo día 21 de noviembre, de 17:00 a 20:00 se celebrará  la segunda edición de las Jornadas de Economía de la Conducta en la sede del Colegio de Economistas de Madrid (Calle Flora, 1).

En este encuentro se darán cita grandes profesionales con  temas de actualidad como la Ciberseguridad Conductual, Nudges y Derecho o cómo puede la economía de la conducta ayudar a empujar los cambios culturales necesarios, entre otros.

Uno de sus ponentes será Rafael López Pérez, Psicólogo, Economista,  Doctor en Psicología y  Presidente de la Fundación Universitaria Behavior & Law, entidad referente en la investigación, divulgación y docencia en materia de Ciencias del Comportamiento que en los próximos meses lanzará el Experto Universitario en Behavioral Economics.

Totalmente gratuito. Reserva tu plaza ya!